<p>El ensanchamiento de un tramo de la Ruta Nacional 91 fue un desafío contra el reloj para el contratista ERSI y su martillo hidráulico Rammer 4099 de Sandvik.</p>
Mostrar pie de fotoOcultar pie de foto

El ensanchamiento de un tramo de la Ruta Nacional 91 fue un desafío contra el reloj para el contratista ERSI y su martillo hidráulico Rammer 4099 de Sandvik.

Pulverizar plazos

La Ruta Nacional 91 es una de las enormes autopistas que cruzan el sur de California. Una obra de ensanchamiento, al cruzar la ciudad de Corona, requería un trabajo sin paradas imprevistas: la demolición de un paso elevado sin por ello tener que cerrar el tráfico completamente.

El contratista, Environmental Remediation Services Inc (ERSI), eligió para esto obra el martillo hidráulico Rammer 4099 de Sandvik. Los criterios decisivos para la selección fueron su relación potencia-peso, el rendimiento confiable y el confort para el operador.

Usamos el Rammer 4099 en aplicaciones con mucha elevación durante 22 horas seguidas, y los resultados fueron excelentes”, dice Gleen Beam, el supervisor de Ersi en la obra.

Al mismo tiempo que se demolía un tramo de la autopista, se logró reconstruir la estructura y abrir nuevos carriles. La obra se concluyó antes de tiempo, y el tramo ampliado se pudo abrir abrir nuevamente al tráfico, sin restricciones, 11 horas antes de los previsto.