<p>Un nuevo puesto fronterizo, entre Shenzhen y Hong Kong, contribuirá a mitigar el congestionamiento.</p>
Mostrar pie de fotoOcultar pie de foto

Un nuevo puesto fronterizo, entre Shenzhen y Hong Kong, contribuirá a mitigar el congestionamiento.

Cruzando fronteras

Millones de personas viajan en coche entre Shenzhen y Hong Kong cada año. Equipos Sandvik están siendo usados para construir los nuevos túneles y viaductos que aliviarán el tránsito en esta congestionada ruta.

Millones de personas viajan regularmente entre las ciudades chinas de Shenzen y Hong Kong, y deben pasar por un puesto de control junto al ex enclave británico, lo que ocasiona embotellamientos y grandes pérdidas de tiempo. Para solucionar esto, se está construyendo un nuevo punto de control fronterizo en Liantang/Heung Yuen Wai.

Se trata de una importante infraestructura con más de 3 kilómetros de viaductos y 700 metros de túneles. La empresa contratista, CRBC-CEC-Kaden JV, cuenta con Sandvik Mining and Rock Technology: ha sumado tres equipos de perforación de superficie Ranger DX800 a las máquinas de Sandvik ya en operación y los resultados han sido muy satisfactorios.