Byrnecut Australia sabe lo que hace

AUSTRALIA OCCIDENTAL CENTRAL. En la mina de oro Jundee –de Northern Star Resources– Byrnecut Australia no se arranca mineral sin necesidad. Y la más moderna tecnología de automación de minas ayuda a este contratista en este objetivo.

Keith Law no tiene problemas en admitir que la mina de oro de Jundee está lejos de todo.

“Estamos bastante aislados aquí, más o menos, en el medio de Australia Occidental”, dice Law, jefe de proyecto de la mina.

A unos 50 kilómetros de la pequeña ciudad de Wiluna, y a 1.150 de Perth (dos horas en avión), bien puede decirse que la mina es remota. Pero la distancia ha valido la pena, desde que iniciara su producción, con siete millones de onzas de oro.

Northern Star Resources compró la mina a Newmont, el tercer propietario, en 2014. Fue una adquisición fundamental en su objetivo de consolidarse como el tercer productor de oro de Australia por su tamaño. Desde entonces, la empresa ha descubierto nuevos recursos gracias a una ambiciosa perforación de exploración.

“Según las previsiones iniciales, aquí en Jundee tendríamos que estar empacando y cerrando las puertas”, dice Law, ”pero Northern Star ha encontrado más cuerpos mineralizados y más trabajo así que, hoy por hoy, la mina tiene más de diez años de vida asegurada”.

Durante el último trimestre de 2016, Jundee extrajo 59.527 onzas de oro, casi la mitad de toda la producción de Northern Star durante ese período.

Byrnecut Australia es el contratista responsable de la flota subterránea y su mantenimiento en la mina, mientras Northern Star se ocupa del diseño de la mina y las voladuras, la geología de producción, el relevamiento, y la planificación minera y geotécnica. Byrnecut ha estado presente en la mina por más de 15 años, trabajaba ya con los anteriores propietarios, y el contrato actual con Northern Star es uno de los más importantes.

Florecer más que sobrevivir
Mientras muchos contratistas mineros concentraron sus esfuerzos en sobrevivir durante esta difícil coyuntura, Byrnecut Australia ha florecido. Su gerente general, Pat Boniwell, menciona varios factores que explican el éxito reciente de su empresa.

Byrnecut Australia

Byrnecut Australia, parte del Byrnecut Group con 2.500 empleados, fue fundada en 1987 como una empresa contratista especializada en la minería subterránea. Hoy es el contratista mecanizado más importante de su país, prestando servicios en los proyectos y operaciones de más envergadura de Australia. Byrnecut Australia realiza tanto exploración minera como tareas de producción, y ofrece también servicios de gestión de proyectos, perforación contracielo, chimeneas de sondeo, perforación de tiros, hormigonado por lanzamiento (shotcrete) y trabajos de diseño y viabilidad de minas. La empresa produjo 56,1 kilómetros de perforación de desarrollo y extrajo 11,2 millones de onzas de mineral para sus clientes en 2016, con 988.937 metros de producción y transportando 50,7 millones de toneladas/kilómetros.

“Nuestra actividad se mide en oro, y eso nos ha ayudado. El precio del oro resistió la caída de precios mejor que otras materias primas”, dice Boniwell. “Aún más importante ha sido que contamos con un personal talentoso y experimentado, y con clientes que llevan adelante operaciones muy sólidas. Contamos con el respaldo de proveedores con relaciones de largo plazo, relaciones muy importantes para nosotros”.

“Alentamos a nuestros proveedores a ser innovadores, para que nos ayuden a mantenernos competitivos y ofrecer más valor a nuestros clientes. El día que no podamos ofrecer esto será nuestro último día como contratistas. Es vital. Siempre estamos buscando la forma de implementar mejoras y últimos avances en la tecnología para mejorar nuestras operaciones, ya sea desde una perspectiva de la seguridad, la productividad o la eficiencia de los costos”.

Desde hace casi tres décadas, Byrnecut confía en los equipos de perforación de Sandvik para cumplir sus objetivos de desarrollo y producción, tanto en Australia como en el extranjero.

“Creo que compramos nuestros primer equipo de perforación Sandvik en 1988, así que tenemos una larga relación, y bastante buena para ambas partes” dice Boniwell. “Seguimos aferrados a los equipos Sandvik, particularmente para la perforación”.

Perforación de próxima generación
Byrnecut Australia ha probado el último desarrollo en jumbos de desarrollo Sandvik, el DD422i, en otra operación en Australia Occidental, en 2015, con el objetivo básico de validar sus conceptos de perforación y cabina.

Sandvik DD422i

El Sandvik DD422i es un equipo de perforación de desarrollo basado en un sistema de control inteligente que ofrece un gran rendimiento, exactitud y confiabilidad para la perforación subterránea y el tunelaje a escala reducida. Este jumbo cuenta con una serie de funciones de perforación automáticas para aumentar la productividad y reducir los costos. Desarrollado específicamente para la perforación de desarrollo inteligente, el Sandvik 422i es compatible con los conceptos Sandvik AutoMine Remote Monitoring y Sandvik Intelligent Control System Architechture (SICA). Ofrece perforación frontal completamente automatizada, sistemas optimizados para el control de la barra y la perforación, y una variedad de herramientas para la planificación, reporte y análisis de la perforación.

Boniwell admite que su empresa, inicialmente, puede haber subestimado el valor que la nueva tecnología del equipo iba a poder ofrecer.

“Primero, nos importaba más la nueva plataforma y la confiabilidad mejorada”, dice. “Pero muy pronto resultó evidente que, en este equipo robusto, la integración de las nuevas tecnologías había sido muy bien lograda. Nos dio la confianza para avanzar en la automatización y el control de la perforación, con menos intervención de equipos operados manualmente y más interacción entra ambas modalidades. La interfaz de operación es muy intuitiva por lo que nuestros operadores aceptaron la unidad y su tecnología rápidamente”.

Byrnecut Australia llevó la unidad a Jundee para probar allí la operación automatizada.

“Muy pronto nos dimos cuenta de que este equipo tendría efectos muy positivos en nuestra operación, aportando ventajas de productividad y costos”, dice Law.

Durante un trimestre de prueba de Jundee, el Sandvik DD422i perforó más de 60.000 metros mensuales. El gasto en consumibles se redujo en un 25 por ciento gracias a la mayor duración de las herramientas y Byrnecut Australia logro bajar la sobre-excavación a la mitad. El sistema de control del nuevo equipo aumentó de manera notable la exactitud y la productividad, ajustando el poder dinámico de perforación a las condiciones de la roca y eliminando la necesidad de que los operadores tengan que ajustar los parámetros de perforación.

A más de un año de los test iniciales, el jumbo Sandvik DD422i sigue a cargo de todas las tareas de desarrollo de la mina

“La posibilidad de controlar el nivel de sobre-excavación con tanta exactitud dentro de las tolerancias ha sido fantástico”, dice Boniwell. “Y hemos tenido ahorros adicionales gracias a la baja de los tiempos de mantenimiento, de ciclo, escalamiento, todas esas cosas han funcionado mejor que lo que esperábamos. Y, además, hemos podido obtener beneficios usando la automatización entre turnos, cuando no tenemos personal en la zona de trabajo y el equipo puede trabajar en modo automático”.

“Cada metro ganado con la autoperforación va directamente a nuestros índices de productividad y de eficiencia de costos”.

Adaptando la automatización
El Sandvik DD422i ejecuta hasta 20 perforaciones durante un cambio de turno en Jundee, y Byrnecut Australia también aprovecha el modo automático durante las etapas de voladura y ventilación. También los operarios recurren a funciones automatizadas para mejorar los resultados de la perforación.

Ryan Selfe, un operador de jumbo de Byrnecut Australia, no tardó en aceptar la nueva tecnología del equipo y valora las funciones que le ahorran tiempo de trabajo, incluyendo que ya no necesita marcar los zona de perforación antes de empezar la tarea.

“Todo lo que hago es marcar una cruz en el frente y una referencia en la parte de atrás, llevar las medidas al sistema informático, y ya estoy trabajando cinco minutos después de conectar la perforadora”, dice Selfe. “Es muy fácil de usar”.

El Sandvik DD422i genera informes que facilitan la capacitación del operario y ayudan a enfrentar cualquier problema de rendimiento que pueda tener.

“Los informes son fantásticos, con más información que lo que se podía soñar sobre cada corte, cada perforación que hace el equipo”, dice Law. “Podemos obtener el perfil de cada perforación, la profundidad, un modelo 3D y podemos sentarnos con un operario a ver qué es lo que no está funcionando bien, y desarrollar un plan para solucionar los problemas de corte que podamos estar teniendo”.

Tras el éxito del DD422i en Jundee, Byrnecut está adoptando el jumbo en otras operaciones, tanto en Australia como fuera del país.

“Estamos logrando mejores resultados, nuestros frentes de exploración se ven mejor, la sobre-excavación ha disminuido y, gracias a eso, nuestros camiones no están transportando desechos que no había que producir, el mantenimiento funciona mejor y es más sencillo”, dice Law. “Estamos eliminando mucho error humano de las minas, la automatización es clave. Basándonos en nuestra experiencia hasta hoy, el Sandvik DD422i será el jumbo de la futuro flota Byrnecut. Lo necesitamos para mantenernos por delante de nuestros competidores”.

La mina de oro de Jundee

La mina de oro de Jundee está ubicada a 50 kilómetros de Wiluna y a 1.150 de Perth en automóvil, a 800 a vuelo de pájaro, Desde su puesta en producción, la mina ha producido más de siete millones de onzas de oro y actualmente se le calcula una vida de 10 años. Jundee es una de las cuatro minas de Northern Star Resources, cuyas operaciones en 2017 acumulan una producción prevista de entre 495 y 515 mil onzas de oro.